Bienestar

¿Volverse rico, placeres ilimitados, convertirse en famoso serán motivos para convertirse en empresario?

Cualquier persona con dedicación e inversión adecuada de tiempo y recursos puede convertirse en un emprendedor exitoso, independientemente de sus motivaciones. Sin embargo, existen algunas razones que no deben estar ligadas al espíritu del emprendedor y si dichas razones son la base para conseguir sus objetivos es probable que su trabajo no lo satisfaga, se agotará y fracasará.

Razones equivocadas para convertirse en empresario:

PARA VOLVERSE RICO

Popularmente empresarios atípicos a lo largo del tiempo se hacen multimillonarios de la noche a la mañana partiendo de esa idea errónea que el emprendimiento es la vía para hacerse rico. Usted debe saber que como propietario de un negocio tendrá derecho o facilidades de cierta parte o la totalidad de los beneficios que obtenga el mismo, además de tener la posibilidad de ser remunerado con un salario. Sin embargo, eso no garantiza que el negocio sea rentable o que tendrá éxito indefinidamente.

Desde luego, se puede ganar la vida con su empresa pero no puede contar con que sea rico incluso si tiene una buena idea. Estar motivado solo por el dinero interferirá con su capacidad para tomar decisiones a largo plazo, lo dejará sintiéndose insatisfecho y estresado si no cumple con sus objetivos.

PARA HACERSE FAMOSO

El ser emprendedor y empresario puede que aumente el potencial de visibilidad personal, especialmente si su estrategia de marketing depende de la exposición a los medios. Empresarios como Mark Cuban, Richard Branson o Elon Musk, son personas de alto perfil que reciben mucha atención de los medios y han alcanzado el estatus de celebridad. A pesar de ello, perseguir la creación y gestión de negocios por el solo hecho de ganar popularidad para usted es una muy mala idea. Buscar implacablemente oportunidades de marca personales no lo llevará a nada. Su idea de emprendimiento seguramente será distorsionada por el sesgo de supervivencia.

TENER VACACIONES ILIMITADAS

¿Establecer horarios que se acomoden a su estilo vida, trabajar los días que guste, tener vacaciones al momento que quiera? ¡Suena perfecto no!

Como emprendedor usted tomará decisiones que beneficien aspectos de su diario vivir, pero recuerde, esas decisiones deben ser acertadas y realistas. El éxito de su negocio dependerá del esfuerzo que haga y la desafortunada realidad es que su primer negocio es más probable que fracase.

Si va a estar ocupado viajando seis meses al año por ejemplo, no tendrá suficiente inversión de tiempo y no ayudará a su negocio a tener éxito. Si todo lo que puede pensar es en el tiempo de vacaciones como propietario subestimará groseramente la cantidad de trabajo que se necesita para administrar ese negocio. En cambio si está enfocado en construir su negocio lo más probable es que no tenga mucho tiempo libre regularmente durante un año o al menos dos.

PARA HACER FELICES A OTRAS PERSONAS

Algunos empresarios inician negocios porque les gusta la idea de ser una fuerza positiva en el mundo, influenciadores, líderes que tienden a caer en la condescendencia.

Al formar un gran equipo de trabajo, cuidan a sus empleados para hacer felices a sus clientes e intentan hacer del mundo un mejor mientras lo hacen. Desafortunadamente esta mentalidad puede conducir a malas decisiones comerciales ya que es probable que se mantenga a los trabajadores improductivos, estrecha confianza y serenidad con que se les ha tratado conducen a un desequilibrio. Las decisiones radicales no tienen cabida en su gestión, como por ejemplo un despido.  Estas equivocaciones harán que su negocio se debilite totalmente y sacrificará su rentabilidad. Como propietario de un negocio su principal responsabilidad debe ser la toma acertada de decisiones . Si no cuida y disciplina su negocio, ¿quién lo hará?

PORQUE ¿POR QUÉ NO?

Enfoques sin claridad, caprichos y pocas posibilidades de éxito cuando no se tiene una motivación específica. Puede ser que tenga únicamente una idea o la impresión de ella, pensará quizá que cualquiera puede convertirse en propietario de un negocio. ¿Y por qué no? Pensar en la idea de un negocio por el simple hecho que usted puede llegar a formarlo puede ser erróneo.

Si usted desea formar un negocio deberá pensar en su modelo financiero, cuánto capital necesita para iniciar, cuál es su competencia, cómo escalar, si es psicológicamente fuerte y si está familiarizado sobre las verdades del mundo empresarial. Motivaciones como estas harán que sus esfuerzos valgan la pena.

Antes de dar un paso analice sus motivaciones personales y si son razones válidas para buscar la propiedad de una empresa.

Redaccion

Somos el equipo que realiza la redacción de los artículos publicados en Tu Salud y Bienestar. Deseamos que puedas disfrutar de nuestras publicaciones para que tu día a día sea diferente siempre. Te invitamos a formar parte de la comunidad y comentar en nuestros artículos, estamos ansiosos por conocer tu opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba