Bienestar

Trastornosalimenticios

Los Trastornos del Comportamiento Alimentario (TCA) son enfermedades mentales, que se caracterizan por tener una causa multifactorial: biológica, genética, psicológica y sociocultural. Los TCA afectan principalmente a la población femenina adolescente seguida por la población femenina adulta y en el menor de los casos en población masculina; estos trastornos presentan una gran repercusión médica y nutricional.

El peso no es el único indicador clínico de un Trastorno Alimentario, personas con un peso normal también pueden padecerlo. La intensidad del tratamiento depende de la situación clínica de cada paciente. Entre ellos la edad, años de evolución, exámenes de laboratorio, cuadro clínico, nivel socioeconómico, influencia de redes sociales, familia y la respuesta que hayan tenido a tratamientos anteriores.

Existen varios tipos de trastornos alimentarios:

  • Anorexia nerviosa: restricción de la ingesta alimentaria, peso bajo o pérdida de peso, miedo intenso a ganar peso o a engordar, alteración de imagen corporal.
  • Bulimia nerviosa: ingestión alta de alimentos y sensación de falta de control; seguido de conductas compensatorias como el consumo de laxantes, diuréticos, ejercicio excesivo o vómitos auto inducidos.
  • Trastorno por atracón: ingestiones altas de alimentos y sensación de falta de control al comer, comer hasta sentirse desagradablemente lleno, comer grandes cantidades sin sentir hambre, comer a solas por sentir vergüenza y sentirse culpable después de las comidas.

Complicaciones médicas:

  • Metabólicas: Hipotermia, deshidratación, alteración de electrolitos, colesteroles elevados, hipoglicemias, enzimas hepáticas elevadas.
  • Cardiovasculares: presión baja, palpitaciones disminuidas, menor tamaño cardíaco, derrame del pericardio, falla cardiaca congestiva.
  • Neurológicas: disminución de la masa cerebral, neuropatía, convulsiones.
  • Hematológicas: Anemia, defensas disminuidas, tendencia a sangrado.
  • Renales: Fallo renal crónico o agudo, cálculos renales.
  • Endocrinas: retraso en el crecimiento y desarrollo puberal, disminución de hormonas sexuales, problemas de tiroides, cortisol.
  • Ginecológicas: menstruaciones irregulares, síndrome de ovario poliquístico.
  • Músculo – esqueléticas: Calambres, debilidad muscular, osteoporosis.
  • Gastroenterológicas: Hinchazón de glándulas salivares, caries dental, erosión de esmalte, estreñimiento, gastritis, esofagitis, reflujo gastroesofágico, intolerancias alimentarias.
  • Dermatológicas: Pelo y uñas quebradizas, piel seca, exceso de bello en mujeres.

El tratamiento debe ser de una manera interdisciplinar conformado por médicos especialistas, psiquiatra, psicólogo y nutricionista, entre otros. Dentro de las terapias para tratar los TCA se encuentran:

  • Terapias familiares
  • Expresión emocional y corporal
  • Terapia motivacional, cognitivo conductual
  • Terapia de tercera generación
  • Psicoterapias grupales e individuales
  • Educación nutricional
  • Dieta personalizada
  • Comedor terapéutico
  • Farmacología
  • Arte terapia
  • Actividad física

Redaccion

Somos el equipo que realiza la redacción de los artículos publicados en Tu Salud y Bienestar. Deseamos que puedas disfrutar de nuestras publicaciones para que tu día a día sea diferente siempre. Te invitamos a formar parte de la comunidad y comentar en nuestros artículos, estamos ansiosos por conocer tu opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba