Nutrición

Alimentación en los primeros dos años de vida

Una de las mayores preocupaciones para padres primerizos es la alimentación del nuevo miembro de la familia, en lo particular me causó estrés el tratar de cumplir todas las recomendaciones descritas en los libros sobre alimentación y nutrición, por lo anterior, partiendo de mi experiencia y ejercicio como profesional de la nutrición, brindo los siguientes consejos en relación a la alimentación en los primeros dos años de vida:

  1. Cuidado con la información en internet o consejos familiares: la información que circula en los medios digitales puede tener como objetivo vender o mal orientar, así también, algunos consejos o tradiciones familiares pueden afectar la alimentación infantil. Me he encontrado con todo tipo de malos consejos, pero los más terribles son relacionados a sustituir la lactancia materna sin justificación. La leche materna es el alimento adecuado del niño o niña desde que nace hasta los seis meses, además ofrece un vínculo especial que incide positivamente en el desarrollo emocional del pequeño.
  2. Alimentos naturales es la mejor opción en las primeras comidas (seis a ocho meses): a partir de los seis meses inicia la introducción de otros alimentos diferentes a la leche materna, a esto se le denomina alimentación complementaria. A partir de esa edad el organismo del bebé está preparado fisiológicamente y su desarrollo psicomotor es el ideal para recibir otros alimentos y bebidas. Las frutas, verduras, leguminosas, hierbas y la yema de huevo, son alimentos que pueden comer en forma de papilla, elaborada con leche materna. Recuerde por favor evitar alimentos ultra procesados.
  3. Aumento de necesidades de energía y calidad de alimentos (nueve a 12 meses): para suplir las necesidades de energía de su niño o niña durante su desarrollo, es necesario primero dar leche materna y luego los alimentos que se mencionaron en la etapa de seis a ocho meses y ampliar el listado con pollo y res en trocitos. En esta etapa la consistencia deja de ser papilla y predominan los trocitos, además, coincide con la salida de los incisivos. En lo personal, combinar trocitos y recados ayudó para que mis hijos se adaptaran a consumir alimentos sólidos, en especial la carne.
  4. La leche materna como complemento (12 a 24 meses): en esta etapa la leche materna deja de ser base de la alimentación y pasa a ser el complemento. Las niñas y niños consumen los mismos alimentos que consume la familia, estimular la inclusión de frutas y verduras tiene que ser una acción continua, para tal cometido, los padres deben ser los mejores ejemplos de consumo saludable de alimentos. En mi caso, el consumo de brócoli fue un problema, pero se superó al relacionar la alimentación de los dinosaurios vegetarianos, mi hijo encantado comió “los arbolitos como su dinosaurio favorito”, el Ankylosaurus.

Todos los consejos funcionan con la participación de ambos padres, pero sobre todo se consiguen los objetivos alimentando a sus pequeños con sobrecargas de amor. Jorge Pernillo, Coordinador Escuela de Nutrición UPANA.


El artículo fue escrito por Jorge Pernillo, Coordinador Escuela de Nutrición UPANA.

Redaccion

Somos el equipo que realiza la redacción de los artículos publicados en Tu Salud y Bienestar. Deseamos que puedas disfrutar de nuestras publicaciones para que tu día a día sea diferente siempre. Te invitamos a formar parte de la comunidad y comentar en nuestros artículos, estamos ansiosos por conocer tu opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar