Nutrición

Retomando hábitos saludables

Las fiestas de fin de año fueron un buen momento para reunirse con familiares y amigos, pero también para comer y beber en exceso alimentos poco saludables.

En enero muchas personas toman la decisión de comer saludable y así poder perder el peso ganado durante la época de fin de año, para ello es importante comenzar este año evaluando que es lo que comemos y nuestro estilo de vida; y así poder identificar lo que necesitaremos cambiar. Según la Academia Americana de Dietética y Nutrición debemos proponernos metas pequeñas y específicas, por ejemplo: empezar a comer fruta, tomar más agua pura en el día, etc. para que tus objetivos sean alcanzados y no imposibles de llevar.

La nutrición es muy importante por lo que debemos empezar a incluir en nuestra dieta diaria alimentos variados y ricos en nutrientes. Es importante comenzar desayunando saludablemente, por ejemplo, debemos incluir frutas, lácteos y cereales. El desayuno debe aportar entre 20 y 25% del aporte energético diario.

Procure opciones saludables en el almuerzo y cena incluyendo vegetales, arroz integral o pasta integral, pollo a la parrilla, pescado, carne magra; dos o más veces por semana.

Promover el consumo de una alimentación saludable siguiendo las recomendaciones de las guías alimentarias para Guatemala en las comidas. Debemos consumir por lo menos 5 porciones de vegetales y/o frutas al día. De ser posible consumirlas con cáscara para aprovechar la fibra. Tome en promedio 2 litros de agua pura al día disminuir el consumo de comida chatarra, azúcar y alcohol.

Incluir actividad física siempre que pueda en su día, ya sea dando un paseo familiar después de la cena o ir a un gimnasio. Un estilo de vida activo es importante para nuestra salud, ya que contribuye a evitar enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes, cáncer e hipertensión.

La Organización Mundial de la Salud recomienda para adultos de 18 a 64 años de edad practicar al menos 150 minutos semanales de actividad física moderada:  caminar, bailar, pasear al perro, correr, nadar o ciclismo. La intensidad con que se practiquen las distintas formas de actividad física varía según cada persona. Para que beneficie a la salud cardiorrespiratoria, toda actividad debe realizarse en periodos de al menos diez minutos de duración.

Concéntrese en uno o dos objetivos a la vez los pequeños pasos pueden convertirse en grandes resultados para alcanzar un estilo de vida saludable

Redaccion

Somos el equipo que realiza la redacción de los artículos publicados en Tu Salud y Bienestar. Deseamos que puedas disfrutar de nuestras publicaciones para que tu día a día sea diferente siempre. Te invitamos a formar parte de la comunidad y comentar en nuestros artículos, estamos ansiosos por conocer tu opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba