Nutrición

La importancia de la dieta en la diabetes

Si tiene diabetes, su cuerpo no puede producir o utilizar la insulina adecuadamente. Esto conduce a una elevación del nivel de glucosa (azúcar) en la sangre. Licda. Christine Fuhlrott, Nutricionista & Health Coach

Sería imposible desligar las palabras alimentación y diabetes porque, por un lado, una mala dieta es quizá la principal causa de esta enfermedad y por otro, alimentarse de manera saludable puede contribuir enormemente a la mejoría y tratamiento de los pacientes diabéticos. La clave está en comer bien, pero ¿cómo se logra?

La nutricionista le enseñará cuáles son las opciones de alimentos saludables, cómo planificar las porciones y le ayudará a crear un plan de comidas que sea adecuado para usted. Este plan debe tener en cuenta su peso, medicamentos, estilo de vida y otros problemas de salud que pueda tener.

¿Qué puedo comer si tengo diabetes? Quizá piense que tener diabetes significa que no va a poder consumir los alimentos que le gustan. La buena noticia es que usted puede comer sus alimentos preferidos, pero es posible que tenga que hacerlo en porciones más pequeñas o con menos frecuencia.

La clave en la diabetes es consumir una variedad de alimentos saludables de todos los grupos (carbohidratos, proteína y grasa), en las cantidades establecidas en su plan de alimentación.

Lo primero es determinar si la diabetes está controlada y si el paciente está siguiendo el tratamiento adecuado, “el diabético debe tener una alimentación fragmentada durante el día. Esto quiere decir que debe comer entre cuatro a cinco porciones de comida al día: tres comidas principales, y una a dos pequeñas refacciones.

1. Carbohidratos saludables y alimentos ricos en fibra

Los carbohidratos en los alimentos proporcionan energía al cuerpo. Usted tiene que consumir carbohidratos para mantener su energía. Sin embargo, el exceso de este grupo de alimentos puede provocar un aumento de los niveles de azúcar en la sangre.

Aprenda qué alimentos tienen carbohidratos, esto le ayudará con la planificación de las comidas de manera que pueda mantener su azúcar en la sangre en los niveles adecuados.

En la actualidad la fibra dietética forma parte de lo que se considera una dieta saludable, contribuyendo a la prevención y tratamiento de la obesidad, enfermedades cardiovasculares y la diabetes. Por lo tanto, es recomendable que los pacientes con diabetes realicen una dieta rica en fibra, ya que ayuda a mejorar el control glucémico después de las comidas, debido a que retrasa la absorción de la glucosa y reduce el pico glucémico, disminuye los niveles de colesterol en sangre y ayuda a controlar el peso gracias a su efecto saciante.

Concéntrese en los carbohidratos saludables y ricos en fibra:

  • Frutas (preferiblemente que tengan cáscara) y vegetales
  • Cereales integrales (arroz, quinoa, pasta, avena, pan, tortilla, etc.)
  • Legumbres como frijoles, lentejas y guisantes

2. Proteína

Lácteos: Leche descremada o semidescremada, pero en especial, se recomienda consumir con mayor frecuencia quesos y yogures bajos en grasa y, por supuesto, no azucarados.

Carnes, pescados, huevos y derivados:  carne magra, pollo sin piel, pescado, huevos, legumbres, y sustitutos de la carne, como el tofu.

3. Grasas “buenas”

Los alimentos que contienen grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol. Pero no exagere, ya que todas las grasas tienen un alto contenido de calorías, algunas de ellas son: aguacate, nueces y semillas; aceites vegetales como el aceite de oliva y aceite de canola.

¿Qué alimentos evitar?

La diabetes aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular al acelerar el desarrollo de arterias obstruidas y endurecidas, presión alta, problemas oculares, entre otras.

Los siguientes alimentos pueden ir en contra de una dieta saludable.

Carbohidratos refinados: Evite los carbohidratos procesados y con poca fibra, como pasteles, dulces, galletas, helados, pan blanco, pan dulce, arroz y pasta blanca.

Grasas saturadas: Evite los productos lácteos y las proteínas animales ricas en grasa, como la mantequilla, la carne de cerdo, las salchichas, chicharrón y tocino. También limite los aceites de coco y de palma.

Grasas trans: Evite las grasas trans que se encuentran en los alimentos procesados, productos horneados, fritos y margarinas en barra.

Sodio: Evite los productos enlatados altos en sodio. Consumir menos de 2 mil 300 mg de sodio al día. Si tiene presión alta, intente consumir 1,500 mg de sodio al día.

En conclusión, la alimentación sana y balanceada, con actividad física, la medición del azúcar en sangre, llevar una vida sin estrés y con los medicamentos adecuados son los pilares básicos del tratamiento de la diabetes.

Redaccion

Somos el equipo que realiza la redacción de los artículos publicados en Tu Salud y Bienestar. Deseamos que puedas disfrutar de nuestras publicaciones para que tu día a día sea diferente siempre. Te invitamos a formar parte de la comunidad y comentar en nuestros artículos, estamos ansiosos por conocer tu opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba