Bienestar

Herramientas para regular tus emociones

Licda. Sara Michelle Herrarte / Psicóloga Clínica


Todos conocemos y hemos experimentado diferentes emociones a lo largo de nuestra vida. Las emociones son un complejo estado afectivo, una reacción subjetiva que ocurre por cambios cognitivos y fisiológicos que influyen en la conducta del ser humano. Es posible que hayas experimentado la emoción de felicidad cuando eres contratado en una empresa en la que soñaste trabajar; puede que hayas experimentado miedo cuando estás ante una amenaza inminente o percibes que estás en peligro; es probable que hayas experimentado molestia cuando te han insultado o agredido; es posible que ante un acto de amor y atención de tu pareja haya provocado en ti la emoción de sorpresa. Existen infinidad de situaciones que pueden provocar una o más emociones en cada individuo ¿Pero sabes qué es lo mejor de eso? que cada emoción, cada pensamiento y cada reacción es única, igual que cada uno de nosotros, el ser humano es una combinación de la herencia de nuestros predecesores, la personalidad que se va forjando por cada estímulo al que hemos estado expuestos a lo largo de nuestra vida. A su vez, somos el resultado de una serie de aprendizajes que han estado condicionados desde que somos pequeños. El país, la cultura, las creencias religiosas, las condiciones de vida, la crianza, etc. Todos esos contextos o situaciones influyen en nuestra forma de pensar, porque crecimos observando e imitando; ha quedado almacenado en nuestro pensamiento, es decir, reside en nuestro repertorio de aprendizajes. Actuamos conforme a lo que socialmente es aceptado, acorde a como nos han criado, acorde a nuestra experiencia subjetiva; estos aprendizajes son difíciles de modificar porque tienen un historial de haber sido reforzados, sin siquiera estar conscientes de ello.

Cada uno de nosotros estamos en constante cambio, un ser humano nunca es estable o estático, aprendemos, descubrimos, crecemos, puede que, retrocediendo unos años, no encuentres similitud de tu yo de 18 años y tu yo de 30 años y está bien, seguimos aprendiendo, seguimos creciendo y seguimos cambiando. Entonces si el ser humano está en constante cambio, los pensamientos, las emociones y las reacciones también lo están. A pesar de que estamos condicionados por aprendizajes sociales que han sido reforzados constantemente, cada persona percibe las situaciones conforme a su experiencia personal, puede que una persona perciba el confinamiento como algo insoportable e intérprete que estar encerrado es privarse de establecer relaciones interpersonales, estar la mayor parte del tiempo aburrido porque estará encerrado, sin poder hacer lo que le gusta y estos pensamientos produzcan tristeza; o que una persona perciba el confinamiento como una oportunidad de poder pasar más tiempo compartiendo con la familia, estando en casa, está disminuyendo la probabilidad de contagiarse y estos pensamientos le produzcan la emoción de felicidad. La misma situación desencadena distintos pensamientos, por ende, las consecuencias emocionales y conductuales son diferentes.

Te has preguntado ¿por qué si una cantidad significativa de personas son expuestas ante una misma situación no experimentan la misma emoción o reaccionan igual? es simple, los acontecimientos no generan una emoción o conducta generalizada, sino lo que realmente influye en nuestras emociones y conductas es nuestra forma de interpretar dicho acontecimiento. Sí, nosotros tenemos el poder de controlar nuestra forma de pensar y eso va a repercutir de forma significativa en todas las áreas de nuestra vida, no es fácil, porque somos seres complejos, cada mente es un enigma y es de esperarse que se nos dificulte ya que habrá situaciones que nos pondrán a prueba.

 herramientas1

Sin embargo, cuando entendemos que lo único que está bajo nuestro control es nuestra forma de pensar, las emociones y conductas que derivan de ella, nos hace conscientes de que a pesar de las adversidades nos tenemos a nosotros mismos, el ser más valioso que puede haber y tenemos el poder de cambiar nuestras percepciones y esto tiene el poder de cambiar todo.

Que podamos ser capaces de modificar las percepciones no quiere decir que no tengamos derecho a experimentar diferentes tipos de emociones. Cuando estamos ante un suceso adverso como la muerte de un ser querido, una ruptura amorosa, desempleo, etc. Y la percepción de dicho suceso genera emociones “negativas”, como la tristeza, molestia, arrepentimiento, lamento, etc. Es necesario poder reconocer la emoción que estás experimentando; si son emociones negativas saludables son funcionales y conducen a acciones y conductas adaptativas, además son congruentes y son indicadores de buena salud. Por otro lado, las emociones negativas insanas producen conductas desadaptativas y repercuten en nuestro estado de salud.

Por ejemplo, la tristeza es una emoción sana ya que nos permite asimilar la pérdida o un fracaso. Sin embargo, la depresión causa una perturbación significativa en la percepción y la conducta ya que hay pérdida parcial o total en la funcionalidad. Recuerda, si una emoción prevalece por un largo lapso de tiempo, consideras que no hay mejoría en el estado de ánimo y causa un malestar significativo en las distintas áreas de tu vida, es necesario buscar ayuda profesional para poder apoyarte.

El primer paso para aprender a manejar tus emociones es identificar qué emoción estás experimentando, reconocer si es sana o es insana; el segundo paso empieza cuando hayas identificado que emoción estas sintiendo, este paso consiste en validar la emoción, siempre y cuando sea una emoción sana, porque no queremos validar la depresión ya que esto produciría un malestar aún más grave; el tercer paso es aceptar que la emoción que estás experimentando es temporal, es pasajera; el cuarto paso es reconocer que no son tus emociones, es decir, tu yo no se define por las emociones queherramientas 17 experimentas y las acciones que realizas. Cuando te encuentres en este punto reflexivo e introspectivo, podrás identificar, validar, reconocer y afirmar cada uno de estos pasos. Al terminar podrás ser capaz de pensar con más claridad, la función de esto no es eliminar la emoción, sino permitirte sentir, saber que está bien experimentar distintas emociones ante diversas situaciones. Cuando ya hayas podido realizar los primeros cuatro pasos es tiempo de poner en práctica el quinto paso que consiste en expresar lo que sientes, hacia otras personas, escribirlo en un diario, plasmarlo en arte, como tu prefieras, el propósito es permitir que dicha emoción sea exteriorizada; porque como mencioné con anterioridad, esa emoción no te pertenece, es pasajera y ya ha cumplido su función. No carguemos con un peso que no nos corresponde y que únicamente nos hace tambalear. Agregaré un paso extra que es fundamental no solo para trabajar en las emociones sino también en nuestro pensamiento y es tratar de ser conscientes del aquí y el ahora, el cambio empieza hoy, no mañana, no en unos años, HOY. Y recuerda cómo seres humanos tenemos derecho a sentir, pero también es nuestra responsabilidad la forma en la que actuamos conforme a nuestros pensamientos y emociones. Aprendamos a expresar lo que sentimos, como nos gustaría que lo hicieran las demás personas, aprendamos a escuchar y a comprender, aprendamos a ser empáticos y resilientes; seamos la mejor versión de nosotros mismos. El cambio empieza por uno ¿no?

Y repito no controlamos los eventos pasados que marcaron un impacto en nosotros, tampoco podemos predecir lo que pasará mañana, en un año o 15 años. Lo único que sí podemos controlar es cómo decidimos interpretar cada situación y es fundamental saber que cada evento nos ha enseñado una lección valiosa; ¿Con cada tropiezo nos levantamos con mayor impulso o no nos levantamos en absoluto? Tú decides, así de fácil. Y he aquí una cruel verdad, nada cambia si tú no tienes el deseo de cambiar y actuar conforme a ese deseo. ¿Así que serás presa de las circunstancias o serás libre en pensamiento?

Redaccion

Somos el equipo que realiza la redacción de los artículos publicados en Tu Salud y Bienestar. Deseamos que puedas disfrutar de nuestras publicaciones para que tu día a día sea diferente siempre. Te invitamos a formar parte de la comunidad y comentar en nuestros artículos, estamos ansiosos por conocer tu opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba