Bienestar

El control de su inteligencia emocional

No se puede controlar los sentimientos, es cierto, pero puede controlar cómo reaccionar frente a ellos. La mayoría de las emociones ocurren casi instintivamente. Por ello la inteligencia emocional, la capacidad de reconocer, comprender y manejar emociones propias y ajenas es sumamente importante.

Batalles internas de sentimientos invaden las mentes, aún cuando se realiza un esfuerzo por mantener un equilibrio de sentimientos negativos factores externos pueden influir intentado colapsar su estabilidad emocional derivando en un descontrol físico.

En el mundo constantemente se persigue el control de las emociones.  En el libro de Justin Bariso “EQ Apllied: The Real World Guido to Emotional Intelligence” se compara la habilidad para dirigir pensamientos en diversas situaciones que ponen en peligro la estabilidad emocional con un conjunto de controles en un reproductor multimedia. Bariso indica que los controles son útiles al mirar una película o escuchar música, así que los métodos que propone serán sumamente funcionales para manejar reacciones. Esto ayudará a tomar decisiones acertadas, evitar decir y hacer cosas que luego puede lamentar.

PAUSA

La más importante de todas las herramientas emocionales es la pausa. Para detenerse deberá tomar un tiempo y pensar antes de hablar o actuar. Tomar un respiro no solo le será efectivo en situaciones molestas, a menudo surgen tentaciones alrededor de nuestras vidas por ejemplo cuando estamos tentados en aprovechar alguna oferta en el centro comercial, comer algún platillo  que no debemos u otra oportunidad que se proyecta como única e irrepetible en ese momento pero que en realidad no se ha pensado ni analizado en forma correcta. Si siente que comienza a responder emocionalmente a alguna situación haga una pausa, realice una breve caminata, cuente hasta diez en silencio, cálmese y decida cómo quiere y debe avanzar. En esas circunstancias una pausa ayudará a identificar el estado de ánimo con el cual estamos tomando decisiones y establecerán el rumbo de las mismas.

VOLUMEN

Si necesita tener una conversación emocionalmente cargada, hable sutil y concentrado. Si la discusión comienza a escalar al igual que el tono y volumen, centre sus esfuerzos en volver a marcar la pauta bajando la voz. Le sorprenderá que la otra persona reaccionará de la misma manera. Cuando se comunica, a menudo el receptor imita el mismo estilo o tono que el emisor. Si se habla con voz tranquila y racional responderá de manera similar, ahí entra en juego el control del volumen.

SILENCIO

Si una interacción con otra persona se vuelve emocional y esquivar no es una opción, es posible que deba presionar el botón de silencio. En otras palabras, deje de hablar. Respire hondo y recuerde que tanto su estado de ánimo como el de su compañero con quien entabla  comunicación son temporales. Gran parte de lo que dicen en cierto punto puede ser extremo o exagerado pero resista, evite responder impulsivamente. El método de silencio es útil ya que en momentos como esos compartir sus opiniones no ayudará a la situación, por el contrario generalmente la empeora. Al presionar el botón silencio permitirá que la otra persona se exprese sin interrupción.

GRABAR

No escuche para encontrar manera de responder, en cambio, escuche para entender. La grabación se concentra con la intención de aprender más sobre la perspectiva de la otra persona. Mientras sintoniza con su receptor resista el impulso de juzgar, ofrecer consejos e incluso tratar de identificar problemas y soluciones subyacentes. Concéntrese en recopilar información, deberá ser su principal objetivo. Con ello aprenderá a profundizar sobre la otra persona, saber e interpretar cómo lo ve, a sí mismo y a la situación. A través de la escucha atenta puede identificar lagunas en su conocimiento o percepción, descubrir malentendidos básicos e información desconocida.

REBOBINAR

Las discusiones emocionalmente cargadas a menudo tienen sus raíces en problemas profundamente arraigados, si no se toma la debida importancia ni se ataca es probable que esos continúen surgiendo. Tomar una pausa o silenciar con la intención de olvidar por completo la situación no es la mejor salida y en su lugar se recomienda utilizar el rebobinado para tratar el tema una vez que todas las partes hayan tenido tiempo de calmarse. Considere cómo volver a presentar el tema, aperture la conversación con una disculpa o expresión de gratitud y reconozca en qué punto coinciden para que la otra persona baje la guardia y refleje apertura. Antes de volver a dialogar sobre temas delicados reflexione cuidadosamente sobre dónde y cuándo hablar con el objetivo de entablar una discusión pasiva y racional.

AVANCE RÁPIDO

Avanzar, continuar la marcha es una habilidad extremadamente útil cuando se trata de emociones. Si llegase a encontrarse en un momento sumamente cargado de sentimientos lo mejor es que de un paso atrás y piense en las consecuencias que pueden llegar a tener sus acciones a corto y largo plazo. Por ejemplo, un colega ha mostrado interés romántico en usted durante años, a pesar de sus expresiones claras que se encuentra en una relación feliz y no le interesa iniciar nada, un día, después de una gran pelea con su pareja se asoma un pensamiento diferente y usted comienza a percibir las acciones de su colega como halagadoras y tentativas. Es en ese instante cargado de emociones que deberá avanzar hábilmente y olvidarse de cómo se está sintiendo en ese momento, pregúntese ¿cómo le afectará la decisión dentro de un mes, un año o cinco? Considere los efectos que sus acciones tendrán en su cónyuge, miembros de la familia, su conciencia e incluso en su entorno laboral. Si la emoción nubla su juicio tómese un momento para avanzar rápidamente, hacerlo puede ayudar a tener claridad y tomar decisiones sensatas con las que se sentirá orgulloso.

TRAILER

El trailer es otro nombre para un viejo truco de terapia conducta cognitiva conocida como “la regla de los cinco minutos” que consiste en enfocarse a trabajar en una tarea por solo cinco minutos, con la posibilidad de poder abandonar la misma luego de ese tiempo. La mayoría de las veces al intentarlo estará motivado para continuar. El trailer ayuda a convencer que vale la pena seguir, si está luchando por encontrar la motivación para iniciar un proyecto concédale cinco minutos, no tome decisiones permanentes basadas en emociones temporales.

Practicando estos siete trucos podrá controlar sus emociones de manera inteligente al contrario que éstas lo manejen a usted.

Redaccion

Somos el equipo que realiza la redacción de los artículos publicados en Tu Salud y Bienestar. Deseamos que puedas disfrutar de nuestras publicaciones para que tu día a día sea diferente siempre. Te invitamos a formar parte de la comunidad y comentar en nuestros artículos, estamos ansiosos por conocer tu opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba