Salud

El uso de los oxímetros de pulso

Ú ltimamente como parte indispensable de un botiquín en casa esta el contar con un oxímetro de pulso, pero ¿sabemos realmente como usarlo, como medir la oxigenación del cerebro y aún mas importante que hacer si en caso baja mi oxigenación?

Los oxímetros de pulso son aparatos que se utilizan para medir los niveles de saturación de oxígeno en sangre, es decir una forma indirecta de saber el oxígeno real que hay en la sangre; una persona sana tendrá una lectura de oxígeno de entre 95 y 98 por ciento, además también muestra el ritmo cardíaco que en un adulto en reposo oscila entre los 60 y los 100 latidos por minuto.  Aunque parece un aparato de reciente creación ya que lo hemos oído mencionar mucho en los últimos meses realmente fue ideado en la II Guerra Mundial.

¿Cómo funciona?

Cuando metes el dedo en un oxímetro de pulso, este emite diferentes longitudes de onda de luz a través de tu dedo, buscando hemoglobina (una molécula de proteína en la sangre que transporta el oxígeno).  La hemoglobina absorbe diferentes cantidades y longitudes de onda de luz según el nivel de oxígeno que transporta, por lo que tu oxímetro mostrará una lectura numérica que es el porcentaje de nivel de saturación de oxígeno en la sangre.

Uso

El aparato se pone en el dedo, ya que es una parte del cuerpo donde existe mas microcirculación, es importante mencionar que llevar las uñas pintadas y padecer de problemas de circulación en sangre puede dar falsos niveles. El dispositivo funciona mejor en manos calientes que en manos frías, además, debido a que los niveles de oxígeno pueden fluctuar, es recomendable tomar mediciones varias veces al día y en distintas posiciones, por ejemplo: acostado o caminando; para compartirlas con tu médico anota tus mediciones.

¿Qué hago si baja mi nivel de oxígeno?

Si tu lectura cae al 92 por ciento o menos debes de ponerte en contacto con tu médico para descartar posibles problemas graves de salud, pero no entres en pánico.

Debes de tomar en cuenta que un monitor doméstico puede dar una lectura defectuosa o usarse de forma incorrecta, lo que lleva a un paciente a buscar atención médica cuando no la necesita; el monitoreo en casa no debería darte una falsa sensación de seguridad, no ignores los síntomas físicos, incluso si tus niveles de oxígeno están bien.  Debes llamar a un médico si tienes dificultad para respirar, fiebre alta, confusión o cualquier otro síntoma relacionado.

Recuerda: cuando uses un monitor lo importante es la tendencia, no una solo lectura

Redaccion

Somos el equipo que realiza la redacción de los artículos publicados en Tu Salud y Bienestar. Deseamos que puedas disfrutar de nuestras publicaciones para que tu día a día sea diferente siempre. Te invitamos a formar parte de la comunidad y comentar en nuestros artículos, estamos ansiosos por conocer tu opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba