Salud
Tendencia

Como mejora la calidad de vida en pacientes con problemas cardiovasculares

En entrevista con el Dr. Stephen Anton, Profesor Asociado y Jefe de Investigación Clínica del Departamento de Investigaciones en Geriatría y Envejecimiento de la Universidad de Florida, nos comenta acerca de los beneficios del ayuno intermitente en personas con padecimientos cardiacos.
El Dr. Stephen nos describe el ayuno intermitente como un “paraguas” que cubre varias posibilidades: puede ser el ayuno de un día sí y otro no, el método en donde se ayuna de 16 a 18 horas, uno en el que se come sin restricción cinco días y no se come durante dos días, aunque hay periodos de ayuno mucho más largos. Realmente existen varios tipos de ayuno, pero el término del ayuno intermitente es para generalizar a todas las distintas modalidades.
Le consultamos sobre los beneficios del ayuno intermitente en las personas que padecen enfermedades cardiovasculares, y nos responde que se ha comprobado que disminuye los niveles de triglicéridos, de colesterol y la presión arterial alta. En la actualidad se le reconocen, a través de estudios realizados, que generan disminución en los antes mencionados y en glucosa, insulina, entre otros, que son los que detonan las enfermedades cardiovasculares. A la medida en la que se mejora todos esos marcadores, mejora el estado cardiovascular del paciente.
También disminuye los niveles inflamatorios que es el factor número uno en la enfermedad cardiovascular y promueve lo que se llama autofagia que ayuda a la célula del metabolismo a mejorar todo el proceso que se requiere para una buena funcionalidad, además ayuda a limpiar la célula del metabolismo, que el paciente tenga menos inflamación crónica, ya que es uno de los problemas asociados a enfermedades cardiovasculares, obesidad y diabetes.
Indica el Dr. Stephen que si se pondrá en práctica el ayuno intermitente lo recomendable es un inicio lento, ya que esta práctica tiene beneficios a largo plazo, comenzar por 14 horas e ir progresivamente para que el cuerpo se vaya acostumbrando y adaptando, cuando la persona ya se sienta cómoda, ir variando el tiempo, ya que no se trata de aguantar hambre, porque el cuerpo cada vez se va haciendo adepto a utilizar este método y la persona se va dando cuenta que mantiene energía y que el proceso se está adaptando a su estilo de vida, ya que el uso de cetona y grasas hace que el cuerpo reaccione de una forma mejor.
Es importante tomar en cuenta los efectos negativos que podría ocasionar dolores de cabeza, hambre al principio, algunos mareos por falta de comida (por eso se recomienda emplear el tiempo durante la noche), comer demasiado cuando se finaliza el ayuno. Potencialmente si se hace durante muchos días podrías perder masa muscular, por lo que no te sentirás bien, todo al extremo es malo en la realidad.
Para concluir, el doctor Stephen Anton ha realizado una serie de estudios y solo en adultos ya que no se recomienda el ayuno intermitente en niños porque están en crecimiento, así que solamente se han realizado en adultos, tampoco se recomienda en mujeres embarazadas o lactando. Se han realizado también estudios prometedores que revelan resultados favorables en pacientes con cáncer, ya que se ha conocido que esta enfermedad también está presente en la glucosa en el cuerpo, por lo que en el ayuno intermitente se mantienen más bajos los niveles de glucosa y se saca más energía del cuerpo que de los carbohidratos.

Redaccion

Somos el equipo que realiza la redacción de los artículos publicados en Tu Salud y Bienestar. Deseamos que puedas disfrutar de nuestras publicaciones para que tu día a día sea diferente siempre. Te invitamos a formar parte de la comunidad y comentar en nuestros artículos, estamos ansiosos por conocer tu opinión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar